ASESORAMIENTO FINANCIERO

Asesoramiento en gestión patrimonial y mercados financieros

 

RST, S.L. colabora con distintas entidades autorizadas a prestar asesoramiento financiero para ofrecer un mejor servicio a sus clientes a la hora de realizar una adecuada gestión patrimonial.

Para realizar una gestión patrimonial adecuada, además de seleccionar los diferentes productos de inversión y asignar los % en función de la situación de los mercados, de su rentabilidad-riesgo y de los objetivos preestablecidos por el inversor; es necesario hacer un rebalanceo de la cartera con cierta periodicidad (entre 3 y 8 meses según movimientos de mercado y 2 veces mínimo al año) para mantener adecuadamente el perfil inicial de riesgo, aprovechar lo que se ha revalorizado en contra de lo que no y mantener una asignación localizada en la frontera eficiente del par rentabilidad-riesgo.

Es importante tener en cuenta, a la hora de realizar la gestión, el distinto valor que tiene el dinero en el tiempo y el valor de inmovilizado real que hay detrás de cada alternativa de inversión ante defaults o quiebras de los instrumentos o emisores utilizados. Es necesario tener presente que el dinero es un papel que no vale más que lo que la gente piensa que vale, por eso es necesario realizar una gestión patrimonial que cubra posibles situaciones de colapsos económicos como ya se han producido en algunos países a lo largo de la historia.

Dependiendo del tamaño del patrimonio es apropiado realizar una réplica total, parcial o nula, según el caso particular, de la gestión en diferentes divisas. No siendo normalmente recomendada la gestión y diversificación en diferentes divisas para la mayoría de los patrimonios medio y bajos.

Esta gestión patrimonial puede ser realizada por un gestor, normalmente una entidad de reputación, que tiene el patrimonio a su disposición y que envía periódicamente el estado de la misma al inversor (gestión de carteras) o a través de asesoramiento realizando la gestión el propio inversor a través de su intermediario u operador financiero habitual (asesoramiento financiero). El coste de este tipo de servicio suele oscilar entre el 0,5% y el 1,5% del capital gestionado según sea su cuantía.

Nuestro trabajo consiste en diseñar y estructurar la cartera de inversión, orientar la política de inversiones, controlar el riesgo asumido, y en facilitar la información necesaria para que el gestor disponga de una base sólida en la que pueda apoyarse al tomar sus decisiones. Analizamos, identificamos y recomendamos las mejores alternativas de inversión en cada momento y de acuerdo con los intereses patrimoniales específicos de cada cliente. Nuestros servicios no suponen un mayor coste para el cliente final ya que cobramos parte de la comisión anteriormente comentada, aplicada por la entidad registrada a través de la que se presta el servicio de forma regulada.

Trabajamos solamente con entidades que permiten al cliente mantener en todo momento un control absoluto sobre sus inversiones y que la decisión final recaiga sobre el mismo. Entidades que ofrezcan información transparente, sencilla y clara, y permitan al cliente tener un seguimiento consolidado de sus posiciones conociendo así la posición por producto y emisor, por entidad financiera y la evolución de las mismas. Entidades que defiendan con absoluta integridad a sus clientes de forma independiente a los intereses y estrategia comercial de cualquier grupo financiero o industrial, evitando así posibles problemas de conflictos de interés y atendiendo únicamente a lo que sea más conveniente para los clientes. Entidades que entienden el asesoramiento financiero, no como la venta de productos, sino como la creación de soluciones para el cliente.

La labor de un buen asesor consiste en: definir correctamente los % a invertir en cada alternativa según la situación del mercado y del perfil de riesgo del inversor; definir cuando hay que hacer un rebalanceo y cual; la selección adecuada del producto o productos disponibles de cada alternativa en función del emisor y su funcionamiento (la letra pequeña que conllevan).

No dude en contactar con nosotros si desea conocer mejor qué podemos hacer por usted.

Observaciones

 

RST, S.L. colabora únicamente con entidades autorizadas a prestar asesoramiento financiero. Entidades obligadas a disponer, publicar y cumplir un Reglamento Interno de Conducta, una Política de Gestión de Conflictos, un Reglamento para la Defensa del Cliente, un Contrato tipo de Asesoramiento Financiero, un Folleto de Tarifas Máximas y un Test de Idoneidad o Conveniencia a utilizar con sus clientes.

La información publicada en esta web es proporcionada única y exclusivamente con el propósito de informar, y no representa ni constituye una recomendación o solicitud de compra o venta de valores, de participaciones o para realizar cualquier otro tipo de inversión.

RST, S.L. no será en ningún caso responsable de los daños o perjuicios que puedan sufrir los usuarios que se deriven de la utilización de la información publicada en este Sitio Web. Corresponde al usuario, en todo caso, asegurarse de que cualquier decisión que tome en base a esta información sea conveniente para él en lo que respecta a sus necesidades particulares y a su situación financiera.

RST, S.L. no es una empresa de servicios de inversión, por lo que no está, ni necesita estar, supervisada por los organismos regulatorios de servicios financieros de cada uno de los países en los que opera. En ningún caso RST, S.L. ofrecerá este servicio a clientes residentes en aquellos países donde sea contrario a las leyes regulatorias de servicios financieros aplicables.