CONSULTORÍA EN DERIVADOS

Estudios matemáticos para obtener el máximo partido a este producto

 

En RST, S.L. realizamos estudios de rendimiento con el objetivo de maximizar la rentabilidad y minimizar el riesgo en las operaciones con derivados.

Utilizamos métodos matemáticos para lograr una combinación de posiciones, cuyo riesgo es siempre limitado, que mejora la relación rentabilidad-riesgo en comparación con la compra de una única call o put.

Nuestros métodos van más allá que las estrategias con opciones que comúnmente se utilizan. Así, con nuestros métodos, las posiciones se varían con el transcurso del tiempo según los acontecimientos que sucedan en el mercado, pero siempre siguiendo unas reglas básicas de modificación.

Nuestros métodos no son sistemas automáticos, necesitan de la decisión humana desde el principio hasta el final, excepto a la hora de realizar una especie de stop loss con mejoras, con el que se conoce y se asume el riesgo máximo desde el principio de la operación.

Dada una situación de mercado concreta y una expectativa, se analiza cuál es la combinación de posiciones a utilizar, de forma que si el mercado se mueve a favor, la rentabilidad sea la mayor posible (contrarrestando o deshaciendo posiciones) y, si se mueve en contra, la pérdida máxima (asumida desde el comienzo) pueda recuperarse rehaciendo las posiciones y necesitando únicamente un leve movimiento favorable de mercado.

Las ganancias de la operación dependen del éxito de la decisión humana, pero en caso de no cumplirse las expectativas, la utilización de estos métodos permiten que aun habiéndose movido el mercado en contra, exista la posibilidad de no tener pérdidas.

En resumen, nuestra tarea consiste en analizar matemáticamente su propuesta y en hacerle saber qué posturas son las más beneficiosas, así como las ganancias y pérdidas que puede tener cuándo y por qué. Le decimos cómo tiene que invertir para que si la Bolsa se mueve en su contra, pierda lo menos posible y, si se mueve a favor, gane lo máximo posible.

Nuestro servicio requiere un contacto continuo con los clientes con el fin de aprovechar las ventajas que tienen nuestra metodología, la cual exige la modificación de las posiciones según los acontecimientos. Las operaciones suelen tener una duración entre una semana y dos meses y se puede tener varias abiertas a la vez.

Coste del servicio

 

En RST, S.L. cobramos en función de la mejora conseguida con nuestros estudios, es decir, la diferencia entre la propuesta del cliente y la nuestra, teniendo en cuenta el riesgo y la rentabilidad. Cobramos un porcentaje sobre las ganancias conseguidas por el cliente en la operación. Esta forma de cobro beneficia al cliente, ya que si éste no obtiene ganancias, nosotros tampoco.

Habitualmente, nuestro modus operandi es el siguiente:

  • El cliente nos facilita una propuesta de inversión con derivados.
  • Con la mayor brevedad posible (entre 6 y 48 horas, según cada inversión), le informamos sobre la mejora conseguida y la tarifa.
  • Si el cliente acepta la tarifa, le facilitamos las posiciones que debe tomar, así como la demostración matemática de que con esas posiciones se logra la mejora por la que se cobra.
  • Hacemos un seguimiento conjunto de la operación.
  • Le enviamos las instrucciones de modificación de la operación basándonos en nuestra metodología. Éstas dependerán de los movimientos del mercado y de las expectativas del cliente para maximizar el rendimiento de su inversión.
  • Al finalizar la operación, se realiza el cobro.

Observaciones

 

En RST, S.L. nunca damos consejos sobre el movimiento del mercado. Ante una decisión del cliente y bajo una propuesta de inversión que incluya derivados, nosotros la mejoramos manteniendo las perspectivas del cliente.

Los clientes realizan todas las operaciones directamente, a través de su intermediario u operador financiero habitual, nunca a través de nosotros.

RST, S.L. sólo vende la realización de un estudio por el que se muestra una forma de tomar posiciones que mejora el ratio rentabilidad-riesgo dado por la propuesta del cliente. RST, S.L. no se hace responsable del inadecuado uso de las posiciones que facilitamos ni del resultado final de la operación, ya que depende de las perspectivas del cliente.

Tal y como indican diferentes reglamentos de mercado: «La operativa en opciones y futuros requiere una vigilancia constante de la posición. Estos instrumentos comportan un alto riesgo si no se gestionan adecuadamente. Un beneficio puede convertirse rápidamente en una pérdida como consecuencia de variaciones en el precio. Operar con opciones y futuros requiere conocimiento y buen juicio».

RST, S.L. no es una empresa de servicios de inversión y los estudios y análisis que realiza no están considerados como asesoramiento financiero, por lo que no está, ni necesita estar, supervisada por los organismos regulatorios de servicios financieros de cada uno de los países en los que opera. En ningún caso RST, S.L. ofrecerá este servicio a clientes residentes en aquellos países donde sea contrario a las leyes regulatorias de servicios financieros aplicables.